Bizkaikoa.bizkaia.eus utiliza cookies propias y de terceros para mejorar el servicio y obtener información estadística sobre los hábitos de navegación. Si continua navegando, se considera que acepta su uso. Para más información, consulte el apartado Cookies

Logo de la Diputación
 
Imagen

ARKEOLOGI MUSEOA (Bilbao): "El miliario de El Berrón (Santecilla, Valle de Mena)" ...

ARKEOLOGI MUSEOA (Bilbao)

14/07/2020 - 14/08/2020

UN OBJETO UNA HISTORIA

Esta peculiar pieza que podéis ver en la exposición permanente del Arkelologi Museoa, es un miliario que se recuperó junto con otros 3 ejemplares. Aparecieron en diversas localidades del Valle de Mena (Burgos). Es la única pieza de estas características que poseemos en los fondos del Arkeologi.

Un miliario, es una pieza de gran tamaño, que en época romana, se situaba en los márgenes de las calzadas, para señalar la distancia entre cada milla (la milla romana equivalía a 1481 mts). Serían más o menos como nuestras señales actuales de punto kilométrico. El miliario, erróneamente denominado como de El Berrón, es un bloque monolítico en arenisca, de 2,03 mts de altura, con un diámetro máximo de 50 cms, que ha llegado completo hasta nuestros días. Presenta una inscripción conmemorativa en latín, con letra capital rústica, dispuesta en trece líneas, de longitudes variables, en las que se hace referencia a las reparaciones que en el año 238 d.C. mandó realizar el emperador Julio Vero Máximo en la vía y en sus puentes, muy deteriorados por el paso del tiempo.

La vía en la que se situaba este miliario, era la que los investigadores suponen que unía la costa con la meseta, desde Flaviobriga, la actual Castro Urdiales, a Pisoraca, la actual Herrera de Pisuerga, a través del Valle de Mena. Para la reconstrucción del trazado de la citada vía, la investigación se ha servido de los datos aportados por la presencia de otros miliarios, recuperados en diversos lugares como por ejemplo Otañes, Avellaneda o Sopuerta.

Ya en el siglo XVII encontramos referencias escritas sobre la ubicación de este miliario dentro de la ermita de San Andrés, cuya proximidad a la jurisdicción de El Berrón, fue la causante de la errónea de la pieza. Al desaparecer esta ermita, el miliario se trasladó a la iglesia de Santecilla, desde la que, en el año 1920, fue donada al Museo Arqueológico, Etnográfico e Histórico Vasco.

 
© Bizkaikoa, F.E.E.P. · Mª Díaz de Haro kalea, 11 · Email: bizkaikoa@bizkaia.eus ·