Bizkaikoa.bizkaia.eus utiliza cookies propias y de terceros para mejorar el servicio y obtener información estadística sobre los hábitos de navegación. Si continua navegando, se considera que acepta su uso. Para más información, consulte el apartado Cookies

Logo de la Diputación
 

FERRERÍA DE EL POBAL

04/06/2020 - 30/06/2020

VISITA VIRTUAL: OROZKO, SOBRESALIENTE EN FERRERÍAS

Según el miembro de la Real Academia de la Historia, Estanislao J. de Labayru, autor de la obra Historia general del Señorío de Bizcaya (1895-1901), a comienzos del siglo XIX, Bizkaia contaba con 140 ferrerías repartidas entre 63 municipios. 11 de esas ferrerías se concentraban en Orozko, la mayor acumulación de instalaciones de estas características en nuestro Territorio. A cierta distancia, estaban Lekeitio, que contaba con 7 ferrerías, o Zeanuri, con 6.

Las ferrerías de Orozko que cita Labayru eran Usabel, Ibarra, Jauregia (2), Arnauri, Piñera, Oketa, Olabarri, Torrelanda, Torrezar, y Anuncibay.

Cuando, a través de la exposición Burdinoletan zehar. Bizkaia, territorio ferrón, nos propusimos difundir el patrimonio ferrón -que singulariza una parte muy importante de la historia de Bizkaia-, sabíamos que Orozko ocuparía un lugar especial.

Por una parte, contábamos con fotografías de nuestro archivo, tomadas por el fotógrafo Santi Yaniz, que sabrían reflejar el valor de este patrimonio que aún hoy se conserva en Orozko.

Es el caso del conjunto ferro-molinero de Anuncibay entre cuyos elementos destaca un puente barroco coronado con un arco triunfal con dos leones, escudo de armas y un calvario, construido por orden del Marqués de Falces e inaugurado en 1741. En una orilla del río Orozko (Bizkaia) están situados la ferrería y el molino. En la otra (Araba), la ermita de San Miguel y el palacio neo renacentista, del siglo XX.

Por otra parte, seguimos el rastro histórico y documental que esas 11 ferrerías habían dejado y ese nos llevó hasta el Archivo de la Chancillería de Valladolid. Un archivo que fue creado en 1489 y que guarda documentos relativos a pleitos que, en su día, yendo más allá de lo reglamentado en el Fuero de Vizcaya, buscaban una instancia más alta en la que dirimir los conflictos.

De los fondos de este Archivo incorporamos dos planos a la exposición.

Uno de ellos, de 1780, muestra el conjunto ferro molinero de los Olarte, en la confluencia del río Arnauri con el Altube. En él, vemos el alzado de los edificios, el de la ferrería con su chimenea humeante, y dos molinos. Se observa el canal de desagüe, la antepara muy esquemática, y un sencillo tinglado en un lateral que no sería aventurado pensar que cubría el depósito de mineral de hierro, que frecuentemente se situaba en el exterior, al aire libre, o tal vez delimitaba la zona de calcinar la vena (arraguar, en Bizkaia), un paso previo al proceso de reducción, para transformar el mineral de hierro en metal.

El otro plano, de 1792, nos informa de una disputa entre el propietario ferrón Pedro Ramón de Guinea y el Convento de Orozko, por un huerto que aquel había comprado a las monjas mercedarias para la dirección de las aguas de la nueva ferrería.

Vemos dos ingenios hidráulicos encadenados: aguas arriba, el molino propiedad del convento, representado esquemáticamente por los dos rodetes que se alojan en su estolda. Y alimentado por su desagüe, el canal de admisión de la ferrería, hasta la antepara, de dimensiones, como podemos apreciar, muy desproporcionadas.

Tanto las fotos, los planos como el dibujo de Javier Gandarillas de la ferrería de Torrelanda, se exhiben en la exposición y tienen, como se puede ver, mucho que contarnos, más allá de lo que hoy hemos señalado aquí.

 
© Bizkaikoa, F.E.E.P. · Mª Díaz de Haro kalea, 11 · Email: bizkaikoa@bizkaia.eus ·