Bizkaikoa.bizkaia.eus utiliza cookies propias y de terceros para mejorar el servicio y obtener información estadística sobre los hábitos de navegación. Si continua navegando, se considera que acepta su uso. Para más información, consulte el apartado Cookies

Logo de la Diputación
 

FERRERÍA DE EL POBAL TROMPAS

22/06/2020 - 28/06/2020

LAS TROMPAS DE AIRE

Un sistema de soplantes inusual en la Ferrería del XIX

¿Sabías que El Pobal también dispuso de un sistema de soplantes conocido con el nombre de Trompas o Haize-arka?

Y decimos también porque existe documentación que constata la existencia de los tradicionales fuelles de cuero y porque, si venís a la Ferrería, podréis ver los barquines de piedra -reconstruidos y con algunas de sus piezas originales- avivar el fuego en el horno de reducción.

Lo curioso de la presencia de las trompas es que, así como en el Pirineo catalán su implantación fue muy habitual, en el País Vasco, sin embargo, fue un hecho, que sepamos hasta la fecha, bastante excepcional.

¿Cómo eran y funcionaban estas trompas de aire?

Desde la antepara o depósito del agua, se disponían uno o varios tubos verticales por los que caía el agua atravesando una zona más estrecha en la que, al aumentar la velocidad del agua, disminuía la presión. Esta "depresión" provocaba una entrada de aire a los tubos a través de unos pequeños orificios practicados en esta misma zona. El aire, en forma de burbujas, se mezclaba con el agua y caía al interior de las haize-arkas o cajas de aire cerradas. El aire se acumulaba aquí y dirigido por unos conductos terminaba su recorrido al llegar al horno bajo. Se conseguía una corriente continua de aire, sin periodos de aspiración e impulsión, como sucedía con los fuelles tradicionales. Y esta era, precisamente, una de las principales ventajas de este sistema.

Para que esta explicación no os abrume, compartimos un dibujo de Álex Orbe y una infografía de José A. Quintana que os ayudarán a comprender el sistema del que hablamos.

¿En qué fecha funcionaron las trompas en El Pobal?

Todo parece indicar que esta haize-arka estuvo relacionada con la construcción en 1874 de un horno para la fabricación de hierro esponja por el entonces arrendatario de El Pobal, Juan Antonio Zunzunegui.

Cuando el 11 de julio de 1948 Luis Barreiro impartió en El Pobal la conferencia “Las ferrerías vascongadas” con motivo de la reunión anual de la Real Sociedad Vascongada de Amigos del País, hizo una breve -pero significativa- referencia a los restos de este sistema. En el Archivo Foral de Bizkaia se conservan las notas que el propio Barreiro guardó de esta conferencia y nos apetece compartir con vosotr@s una de esas cuartillas. Más concretamente, esa en la que menciona que “todavía hoy pueden verse los restos de una de estas arcas en la Ferrería que estamos visitando”.

Y según información oral aportada por Ángel Pérez Ibarrondo hace algo más de dos décadas, estos soplantes permanecieron en uso hasta los años 20 del pasado siglo -aunque entonces se redirigiera el aire hacia el interior de la ferrería, hacia el horno bajo-.

En este sentido, ¿qué aportó la intervención arqueológica de 1998?

Además de las referencias documentales que se tenían y se han mencionado, la excavación arqueológica pudo, entre otros muchos datos, constatar la existencia de estas trompas y descubrirnos su ubicación. En la imagen que compartimos, podréis ver el resto de las cajas donde se situaría el plano de batido de la haize-arka, en un lateral de la antepara.

 
© Bizkaikoa, F.E.E.P. · Mª Díaz de Haro kalea, 11 · Email: bizkaikoa@bizkaia.eus ·