Bizkaikoa.bizkaia.eus utiliza cookies propias y de terceros para mejorar el servicio y obtener información estadística sobre los hábitos de navegación. Si continua navegando, se considera que acepta su uso. Para más información, consulte el apartado Cookies

Logo de la Diputación
 

LA ENCARTADA FABRIKA-MUSEOA

18/05/2020

MULAS SELFACTINAS DE LA ENCARTADA


La mula selfactina es una máquina que revolucionará el mundo de la hilatura desde los años 40 del S.XIX. Los ejemplares que conserva La Encartada forman parte de la dotación original de la fábrica (año 1892) y proceden de la casa Platt Brothers & Cº Limited, de Oldham (Manchester – Inglaterra). Su modelo, conocido técnicamente como “condenser”, es de los más característicos y populares de la casa Platt: una adaptación diseñada por la empresa que permitía hilar fibras cortas para la industria de la lana y de los desperdicios de algodón.

UN NOMBRE …¿EXTRAÑO? El nombre de la máquina nace de la corrupción del original inglés (self-acting mule), puesto que se trata de un invento forjado en Inglaterra entre fines del siglo XVIII y principios del XX, como resultado de la suma de varios ingenios.

Su “inventor”, Samuel Crompton (1769 aprox.), la denominó spinning (hiladora) mule (mula) machine (máquina), y se dice que llamarla “mula” pretendía resaltar el gran trabajo que podía hacer. Pero serían las aportaciones del brillante ingeniero galés, Sir Richard Roberts (1830-35), las que determinaron el éxito de una nueva máquina que “actuaba por sí misma” (self-acting); es decir, que era automática.

La traducción correcta hubiera sido mula automática, pero hizo fortuna el nombre de “mula selfactina”. Probablemente debido a que se estaba difundiendo en Europa desde 1840 como mule-selfacttine (Alsacia, Bélgica) y a través de la lengua francesa llegó a Cataluña y Valencia (primeros focos que la adoptaron en la Península). Tan común se volvió, que llegó incluso a conocerse simplemente como “mula”, y así la nombraban los operarios de La Encartada.

QUÉ HACE LA MÁQUINA: Su función es resolver uno de los principales pasos de hilatura, aunque no el último: convertir las esponjosas mechas de lana, obtenidas en las cardas, en hilo fuerte y resistente. Es decir, la mula realiza la operación que, como otros inventos anteriores, dará tensión y torsión definitivas al hilo. ¿Cuál fue su novedad?: que uniformizó la calidad, permitiendo un trabajo mucho más rápido, eficaz y… ¡¡automático!!.

CÓMO FUNCIONA: Nuestro modelo consta de 2 partes principales: la fija o bastidor, donde se emplazan las bobinas de mechas y se sitúan los rodillos contrapesos, y la móvil o carro, donde van montados los husillos o puntos de hilatura. Una vez enhebrado el conjunto de husos, pasando la mecha entre los rodillos contrapesos, al ponerse en marcha, el carro se desplaza sobre las guías fijas del suelo, tirando suave y firmemente del hilo. Al mismo tiempo, los husillos van girando en la proporción correcta para que el hilo vaya retorciéndose. Al llegar al extremo del recorrido (en torno a 1,80 m de largo) el carro regresa hacia el bastidor al tiempo que se enrolla en el husillo el hilo obtenido. Por este movimiento alternativo (1 estirado/torsión y 2 plegado/enrollado) se considera a la selfactina una máquina intermitente, en contraposición a las continuas de hilado.

BIBLIOGRAFÍA

ARACIL, R et alii Arqueología industrial de Alcoi, Ayuntamiento de Alcoi (1980)

CASASSAS Ll. y NADAL F. “Les problèmes de reconversion de la main doeuvre textile: les vieilles colonies manufacturières catalanes en voie de transformation”. En: Hommes et Terres du Nord, 1984/2. Géographie des textiles.https://doi.org/10.3406/htn.1984.1937

CATLING, H. The Spinning Mule, David&Charles Ed, Newton Abbot (1970)

LAMOITIER, P. Selección, peinado y filatura de la lana peinada, Barcelona (1911)

MALUQUER DE MOTES, J. “La Revolució Industrial a Catalunya” en Butlletí de la Societat Catalana d’Estudis Històrics nº XXX (2019)

NASMITH, J. Recent Cotton Mill construction and engineering, Southeastern Massachusetts Univ. (1895)

VÍDEO

 
© Bizkaikoa, F.E.E.P. · Mª Díaz de Haro kalea, 11 · Email: bizkaikoa@bizkaia.eus ·