Logo de la Diputación
 
BARRIEK 2017

PROGRAMA BARRIEK 2017 EN SALA REKALDE

21/01/2017

El programa Barriek 2017, impulsado por Diputación, arranca con la exposición de Helena Goñi en la Sala Rekalde

Lorea Bilbao, diputada de Euskera y Cultura, ha presentado hoy la programación que acogerá este año el Gabinete Abstracto de la Sala Rekalde: una ventana a la calle con seis creaciones de diez artistas afincados en Bizkaia que se irán sucediendo con una periodicidad bimensual. BARRIEK 2017 muestra los trabajos de los y las artistas que han disfrutado de las Becas de Creación Artística de la Diputación Foral de Bizkaia.

Lorea Bilbao, Diputada de Euskera y Cultura ha presentado hoy la programación Barriek 2017, donde participarán diez artistas afincados en Bizkaia mostrando seis trabajos. Las exposiciones se irán sucediendo con una periodicidad bimensual. Al acto han acudido Helena Goñi, Damaris Pan, Sara Campillo, Nora Aurrekoetxea y Laura Ruiz, son algunas de las artistas que mostrarán sus trabajos en el espacio Gabinete Abstracto de la Sala Rekalde de la Diputación Foral de Bizkaia.

Barriek es un programa anual que presenta una selección de los y las artistas que han disfrutado de las Becas de Creación Artística de la Diputación Foral de Bizkaia. Llega el momento de presentar la nueva edición Barriek 2017 que arranca con la exposición de la joven bilbaína Helena Goñi "Tell me how close we are to a riot".

Bilbao ha subrayado que "Sin duda, este escaparate es un trampolín y un elemento importante en la proyección de estos artistas que con gran esfuerzo y trabajo, consiguen elaborar trabajos creativos realmente interesantes. Son seis los años que lleva en marcha el Programa Barriek y por el que han pasado cerca de 60 artistas, lo que da cuenta de la importancia de este programa."

La diputada ha incidido en que "desde el Departamento de Euskera y Cultura se trabaja por la transmisión, desarrollo y promoción de la cultura destacando su valor social y sin duda, el desarrollo de la creatividad es un elemento indispensable para tener una sociedad más viva y exigente. Los trabajos artísticos nos ayudan a evolucionar y a mejorar en valores."

Durante 2017 se expondrán tres muestras individuales, de Helena Goñi, Andrew Gangoiti y Damaris Pan, y por otro lado habrá tres muestras colectivas: del colectivo Atakontu (Ibai León y Sara Campillo); el grupo formado por Nora Aurrekoetxea y Laura Ruiz; y el colectivo Magmadam de Itziar Markiegi, Miriam Petralanda y Aitor Villanueva.

Exposiciones Programa Barriek 2017

"Tell me how close we are to a riot" de Helena Goñi del 10 de enero al 5 de marzo.

"Ätakontu" de Ibai León y Sara Campillo del 7 de marzo al 30 de abril.

Nora Aurrekoetxea y Laura Ruiz del 3 de mayo al 25 junio.

Andrew Gangoiti del 27 de junio al 3 de septiembre.

Magmadam: Itziar Markiegi, Miriam Petralanda, Aitor Villanueva del 5 de septiembre al 5 de noviembre.

Damaris Pan del 7 noviembre al 7 enero 2018.

Horario de apertura al público de Sala Rekalde

De martes a sábados: 10:00 - 14:00 y 17:00 - 20:30

Domingos y festivos: 10:00 - 14:00

Lunes, cerrado

Más información: www.salarekalde.bizkaia.eus

"Tell me how close we are to a riot" de Helena Goñi (10 de enero al 5 de marzo)

Helena Goñi (Bilbao, 1990). Tras realizar la carrera universitaria de Bellas Artes en la Universidad del País Vasco UPV/EHU, se traslada a Londres y allí realiza un de fotografía en Central Saint Martins de la Universidad de Artes de Londres.

Después de su graduación en junio de 2015, tiene su primera exposición individual en la galería Cosmos de Bilbao en octubre de 2015, donde presenta su proyecto Tourniquet. Asimismo obtiene la beca para artes visuales de la Diputación de Bizkaia para continuar con su proyecto Behind blue eyes entre octubre 2015 y junio 2016, por lo que se traslada de nuevo a Bilbao. Con este proyecto resultó ganadora del premio a la publicación de un fotolibro en la I Convocatoria de Género y Figura (Madrid), la I edición en el certamen del Barakaldo Foto Festival y GetxoArte 2016. En enero 2017 expone algunas de las obras en el Gabinete Abstracto de Sala Rekalde bajo el título Tell me how close we are to a riot.

"Tell me how close we are to a riot", Esta exposición es un laboratorio de experimentación fotográfica. Helena recurre a todo tipo de formatos y técnicas: instantáneas, digital y (predominantemente) analógico, encuadres de retrato tradicional y no tan tradicional, bodegones de chupa y vaqueros, impresiones repetidas y hojas de contacto. Hay algo acumulativo en todo ello, casi devorador. Pero de alguna manera, la fotografía aquí es un índice de varios procesos de aprendizaje. Más bien, es un archivo que registra una exploración técnica, la negociación de varios vocabularios y la confirmación final de un lenguaje propio. Y supongo que también es un laboratorio de experimentación personal. Las fotografías documentan el re-encuentro de Helena con la ciudad propia y sus amigos tras dos años fuera en Londres, son una puesta al día con sus memorias y sus deseos: es fácil reconocer amistades que crecen a lo largo de las series y los años, o el horizonte de mar, espigones y grúas del Abra (que es la panorámica cotidiana de todas aquellas que crecimos en Las Arenas).

La reproducción del baño de un bar de la calle Iturribide en el Casco Viejo de Bilbao, realizado en el edificio de la facultad de Bellas Artes de Bilbao, cubierto de pintadas durante un concierto de Vulk en el estudio de la artista, ahora escultura en la sala de exposiciones. La frase de amenaza despectiva de un presentador de televisión americano, aquí título de la exposición. Un póster de uno de los dos únicos conciertos que daría el grupo Kagadero, reproducido diez años después hasta cubrir la superficie de una columna. Cuatro desplazamientos se efectúan aquí, propios de la lógica del reenactment, para devenir laboratorios de una sociabilidad radical, para establecer redes de complicidad y afinidad, para tramar una conspiración. Pogo, baño, tatuajes, chupas y demás imágenes no son ya sólo elementos que documentan un contexto, una pertenencia a un grupo de amigos, a una cultura urbana, unos elementos performativos del estilo y la identidad. Desplazados y mezclados, conspiran contra prejuicios sociales e interpretaciones simplificadoras, para articular juntos formas de representar la intimidad, la amistad, así como la turbiedad que implican. Dicen Stephano Harney y Valentina Desideri que la sociabilidad radical no es sólo un asunto de amistad, amor o cordialidad, ni de hiperconectividad o logística. Es un experimento conducido entre y contra nosotras, con y para otros, una invención constante de la forma de sociabilidad y no tanto de su contenido, formada en el peligro de estar contra la sociedad pero juntos, conspirando. Las fotografías de Helena apuntan precisamente a esto: a inventar formas de apoyo mutuo, dispositivos de complicidad en tensión y por lo tanto inestables, que nos aguantan a la vez que nos desprotegen. Y muchos gestos que exploran el cuidado, el tacto y el contacto. Esto se ve claramente en la abundancia de piel, manos y abrazos que aparecen en las fotografías; manos que se enganchan como en una cadena para sostenerse, piernas que se asoman y se entrecruzan, brazos que miman y mucha piel que toca y se deja tocar. Son formas en las que lo colectivo y lo personal quedan revueltos y contaminados, en equilibrio entre lo íntimo del retrato de la habitación y la amplitud del paisaje de Bilbao. Formas en las que la sensibilidad compartida, dibuja un nuevo territorio.

 
© Bizkaikoa, F.E.E.P. · Mª Díaz de Haro kalea, 11 · Email: bizkaikoa@bizkaia.eus ·