Bizkaikoa.bizkaia.eus utiliza cookies propias y de terceros para mejorar el servicio y obtener información estadística sobre los hábitos de navegación. Si continua navegando, se considera que acepta su uso. Para más información, consulte el apartado Cookies

Logo de la Diputación
 

Palacio de Arespacochaga-Mendibil

Elorrio - Arquitectura residencial - Palacios

El palacio de la familia Arespacochaga-Mendibil es uno de los mas nobles y antiguos de Elorrio, además de uno de los primeros que se construyeron en nuestra región en estilo barroco, en su versión severa. El palacio data del siglo XVII y es una mansión de tipo residencial culto, exenta y rodeada de un espléndido jardín. Se trata de un edificio de volumen cúbico con dos alturas más desván. Destaca el escudo doblado entre la fachada principal y la que se orienta hacía el éste, óptima ubicación para visualizar el escudo de armas heráldicas. En la fachada de poniente sobresale una espectacular galería de cuatro arcos de medio punto sobre columnas de estilo toscano, buen ejemplo de las llamadas estancias vivideras. Otro elemento que caracteriza la silueta de este palacio es la pequeña torre, vestigio de la antigua muralla de la Villa.

 

Créditos

Texto: Ana Isabel Leis Álava Fotografías: SAnti Yaniz

Horario

Es propiedad privada.

Localización

C/ Don Tello, 1.

Información

En el siglo XVII Elorrio gozaba de tal bonanza que muchos linajes importantes de la época se asentaron en la villa y construyeron sus palacios. Es el caso de la familia Arespacochaga-Mendibil, bien situada dentro de la administración de los Austrias.

Su soberbio palacio, uno de los mas nobles y antiguos de la localidad, goza de una extraordinaria ubicación en las inmediaciones de la plaza mayor. Exento y rodeado de un espléndido jardín, se inscribe dentro de los edificios de tipo semiurbano que, aún situados en el centro del núcleo poblacional, aparecen enmarcados en un entorno natural que les dota de cierto carácter rural. Esta característica es frecuente no sólo en la villa de Elorrio (Tola, Casajara...), sino también en otras zonas del Señorío como Abadiano (Valdespina), Valmaseda (Montefuerte) o Etxezarreta (Durango).

Arespacochaga es uno de los primeros palacios que se construyeron en nuestra región en estilo barroco, en su versión severa, desornamental, sirviendo prototipo para muchos de los que se levantaron en Durango.

Edificio

El palacio es una mansión de tipo residencial culto, con una calidad superior a la media del Señorío de Bizkaia. Se trata de un edificio de volumen cúbico con dos sillería arenisca tostada, magníficamente apurada y escuadrada, excepto en la planta baja de la fachada hacía poniente que es de mampostería.

La fachada principal se conforma en una rígida retícula de tres por tres. En la planta baja, al centro, se abre el ingreso, adintelado, definido por una imposta de placa lisa rematada en orejetas. Va escoltado por dos grandes vanos con antepechos de hierro forjado.

En la planta noble se rasgan otras tres amplias ventanas. Estas, como el resto de los huecos del edificio, se enmarcan por medio de molduras lisas cuyos ángulos se quiebran en orejetas y patas, motivo arquitectónico muy de moda en el siglo XVII. A través del vano central se accede a un pequeño balcón, con barrotería de forja que muestra nudos de tipología muy divulgada en la villa, a modo de panochas de maíz poco resueltas. En la última altura se rasgan tres pequeños.

Destaca el escudo doblado entre la fachada principal y la que se orienta hacia el este. Esta ubicación no es aleatoria, ya que éste es el único punto desde donde las armas heráldicas de la familia son visibles, a medida que nos acercamos al palacio desde la plaza mayor.

Todo el conjunto se remata por una bella cornisa moldurada, que es la general al edificio, sobre la que vuela el alero del tejado. De este último elemento hay que subrayar la magnífica labor de los canes, avolutados y decorados con

En la fachada de poniente sobresale una espectacular galería de cuatro arcos de medio punto sobre columnas de estilo toscano. Buen ejemplo de las llamadas estancias vivideras en las que el deleite del sol, el jardín y el tránsito

Otro elemento que caracteriza la silueta de este palacio es la pequeña torre, resto de la antigua muralla de la Villa, que aparece adosada en la fachada que mira hacia el este. Se trata de una estructura original rasgada con arcos apuntados de estilo gótico. En ella aún pueden contemplarse dos cañones, símbolo y vestigio de la función castrense y defensiva del Palacio.
© Bizkaikoa, F.E.E.P. · Mª Díaz de Haro kalea, 11 · Email: bizkaikoa@bizkaia.eus ·